Corporación

Quiénes somos

Somos una institución sin ánimo de lucro de carácter artístico y cultural, conformado por personas naturales y jurídicas bajo el legado del Maestro Gustavo Gómez Ardila, que integran sus talentos, conocimientos y creatividad para promover el arte y la cultura en todas sus manifestaciones, mediante la administración, gestión, creación y consolidación de espacios de formación, investigación, práctica y difusión, centrados en criterios de inclusión, que contribuyan al desarrollo cultural y al mejoramiento de la calidad de vida de los diferentes actores sociales participantes.

corporacion_2.jpg
corporacion_3.jpg

Misión

Confiamos en el arte como la mejor estrategia para la construcción de tejido social y con él, el empoderamiento de nuestra riqueza cultural. Promovemos la formación, investigación, creación, práctica y difusión de las diferentes manifestaciones artísticas. De la mano con la evolución de las TIC, apoyamos la consolidación de procesos de emprendimiento cultural que propendan al mejoramiento de la calidad de vida y el crecimiento integral de las personas. Trabajamos en procura de salvaguardar el patrimonio cultural material e inmaterial del país. Somos una entidad sin ánimo de lucro, que busca a través de alianzas estratégicas y redes de cooperación, promulgar el arte y la cultura en los diversos contextos y escenarios nacionales e internacionales.

Visión

Nuestra capacidad de liderar procesos de emprendimiento cultural y la difusión de manifestaciones artísticas con políticas de inclusión, así como nuestra experiencia para integrar el arte y la cultura con el crecimiento integral de los involucrados en el desarrollo de estos procesos, nos consolidarán para el 2020, como una de las entidades más representativas de Colombia en el ámbito artístico y cultural.

corporacion_1.jpg

Maestro Gustavo Gómez Ardila

Maestro.jpg

El 8 de septiembre de 1913, ya destinado por Dios, nace la persona que esparciría su amor por la música coral en todo Santander y Colombia. Natural de Zapatoca, desde muy temprana edad se dedicó a su más profunda pasión: los coros. Como corista, recorrió varios rincones del departamento. Primero, su “amada Zapatoca” y luego en Jordán, Sube, Aratoca y San Vicente de Chucurí, en donde conoció a Abigail Navarro, quien fuere su esposa durante todos los días de su vida y a quién amó tanto y mucho más que a sus coros. Inició sus estudios musicales en el Seminario de San Gil.

Posteriormente se desplazó a la ciudad de Ibagué para desempeñarse como organista y cantor en la catedral de ésta ciudad. También en Ibagué, continuó con sus estudios musicales en el Conservatorio del Tolima, innumerables composiciones y arreglos estaban por salir a la luz. Ejerció como locutor en la Transmisora de Caldas, en Manizales. Añorando su tierra santandereana, regresa a la ciudad de Bucaramanga a dirigir la coral de la UIS, donde se desempeñó como Director durante 38 años.

Leer más